¿Cuántos tipos de cadenas para nieve-hielo existen?

23 noviembre, 2010

LAS CADENAS, NUESTRAS AMIGAS DE VIAJE

En la elección de las cadenas es prioritario fijarse en la referencia que aparece escrita en el lateral de los neumáticos (anchura, altura y tamaño de la llanta). En ella se facilita toda la información para que el cliente las elija en función de la frecuencia con la que se vayan a utilizar y del presupuesto que tenga, porque la oferta es muy amplia pero la diferencia de precios también.



Ahora mismo, el consumidor puede encontrar cadenas con precios que oscilan entre los 12 euros de las más simples hasta los más de 400 euros de las más sofisticadas, según datos ofrecidos por Auto Pastor, establecimiento especializado en complementos para los coches.

Los tipos de cadenas más habituales en las tiendas son:

• Cadenas de gama sencilla: metálicas simples de aro flexible
• Cadenas de gama media: metálicas con tensor autobloqueante
• Cadenas de gama alta: Spikes spider
• Cadenas de gama muy alta: Contrax Steg
• Última novedad: fundas textiles antideslizantes

Las cadenas más comunes son las metálicas de aro flexible con precios que van desde los 12 euros de las más básicas hasta 90 euros, aproximadamente. Dentro de este tipo existen varias calidades según la cadena y la forma que tengan. El funcionamiento de estas cadenas metálicas, consiste en “abrazar al neumático para evitar que sea la propia rueda la que vaya por la nieve. Hace que el coche no patine porque permite un mayor agarre en nieve y hielo, ya que la cadena se asienta en el suelo y el neumático puede hacer tracción.

 

Existen tres modelos distintos de cadenas metálicas: la transversal, la de rombos y la de 8 milímetros. Estas variaciones dependen del dibujo de la cadena, ya que hay algunas que tienen más superficie y por lo tanto mayor adherencia al suelo. La transversal es la más simple porque deja partes de la rueda sin cubrir. La de rombos cubre toda la superficie y por tanto el neumático va pisando siempre cadena. El aro de 8 milímetros está indicado para coches con suspensión muy pegada que no pueden meter cadenas más anchas como la medida habitual de 12 milímetros.

Las de gama media son las cadenas metálicas que incorporan un tensor autobloqueante o en algunos casos dos, para evitar que la cadena se salga de su sitio cuando el coche está en marcha. Consiste en una cuerda elástica que se fuerza hasta engancharla en un hueco metálico. Este modelo mantiene las cadenas centradas en su sitio y reduce las vibraciones, aunque esta ventaja también se refleja en el precio, que sube un poco respecto a las metálicas simples.

La mayoría de los especialistas coincide en que casi todas son fáciles de montar si se ha practicado con anterioridad. El montaje se complica a menudo por la nieve y el frío. Se trataría de abrazar la cadena a la parte de dentro del neumático, e ir cubriendo poco a poco toda la rueda. Finalmente se tensaría y amarraría por la llanta, es decir por la parte exterior para que la cadena quede perfectamente ajustada.

 

Otro tipo de cadena más sofisticado y muy fácil de colocar es el conocido como “Spikes Spider”, que significa patas de araña. El montaje de sujeción (la parte más difícil) debe hacerse de antemano y consiste en cuatro tornillos que se ponen en la llanta, donde después se ajustaría la cadena cuando llegara el momento. Algunas llantas tienen unos discos negros salientes que parece que salen del neumático. Se trata de un centro que se amarra a la llanta y se queda fijo en el coche aunque no haya nieve porque no molesta para la conducción. Después lo que se hace es acoplar la cadena a este sistema. Así que la cadena en lugar de amarrarse a sí misma se amarra a este centro.

 

Esta cadena se encuentra entre las más demandadas por los clientes. Sobre todo para la gente que practica el esquí o que vive en zonas con mucha nieve. La “Spikes Spider” va atada a los tornillos de las ruedas y es rígida. Parece que se abrieran 5 ó 6 patas de una araña que van enganchadas al neumático, de ahí su nombre. Son más fáciles de poner, pero su precio es muy elevado al superar los 300 euros.

El modelo de gama más alta es “Contrax Steg”, basada en el mismo mecanismo de la “Spikes Spider”. La diferencia es que las primeras sólo necesitan del montaje de un tornillo en la llanta, en lugar de los cuatro que llevan las otras. Cuando la nieve sea abundante, conviene sobreponer una estructura de caucho y cuatro radios metálicos con un núcleo central, del que sale una cuerda elástica para tensar perfectamente la estructura. Aunque tienen una apariencia aparatosa, se colocan en menos de un minuto. Estas cadenas son las más caras del mercado y dependiendo del tamaño del neumático su precio puede acercarse a los 400 euros.

Desde hace algo más de un año encontramos en el mercado una novedad que sustituye a las cadenas de toda la vida. Se llaman fundas textiles antideslizantes, se trata de fundas plásticas no metálicas que ofrecen el mismo rendimiento que las cadenas. La colocación es más sencilla porque se trabaja con un material más flexible que la cadena, que es más rígida y más complicada de ajustar. Es como poner un guante de tela al neumático, tensándose de la misma manera que las cadenas. Además del montaje fácil, estas fundas de tela tienen otras ventajas: ocupan mucho menos espacio, pesan menos, y permiten su utilización en neumáticos de diferentes tamaños según se tensen más o menos.
No se requiere ningún tipo de habilidad ni de fuerza. La colocación es muy sencilla y tiene la suficiente resistencia para que el coche no patine con nieve y hielo. Se debe colocar por la parte superior de la rueda y mover el coche hacia delante y hacia atrás para cubrirla entera. Aunque son entre 10% y 15% más caras que las metálicas de gama media, su precio, unos 100 euros, es más asequible que el de las “Spikes spider”.

 

Además de todos estos sistemas, se encuentran los “sprays antideslizantes” para las ruedas, Solo se recomiendan para una emergencia. Son poco fiables y sólo sirven para salir de un apuro. Te puede ayudar a sacar el coche de un atolladero pero no te puedes desplazar muchos kilómetros. Si tienes que subir una rampa con nieve, por mucho “spray” que le pongas, el coche patinará en la pendiente.Es mejor que no tener nada, pero donde esté una buena cadena o funda, que se quite lo demás. Puede venir bien para salir de una rodada ya hecha, pero en una profunda no sirve.

Hasta hace unos años, los neumáticos de nieve sólo se usaban en los países del norte de Europa, donde la nieve está presente durante muchos meses al año, pero cada vez más conductores optan por esta solución para no tener que estar pendientes de las cadenas. Los clientes suelen cambiar de neumáticos dos veces al año. El usuario que su vivienda habitual la tiene en la montaña tiene dos juegos de ruedas, las normales y las de invierno. Las primeras las ponemos desde marzo hasta octubre y el resto del año se montan las de nieve. El problema es que se tiene que tener cuatro cubiertas y cuatro llantas de repuesto.

Estos neumáticos para nieve cuestan un poco más que los normales, entre el 5% y 10% más, según Villar. “Son ruedas con unas pequeñas láminas que sustituyen perfectamente a las cadenas en situación de carretera con nieve. Cuando no hay nieve se puede rodar igual que con los otros neumáticos, la única limitación es no superar los 210 km/h. Al principio eran un poco más ruidosas que las normales, pero las nuevas gamas han corregido los errores primitivos y en estos momentos no presentan ningún problema”.

La dirección general de tráfico permite llevar estos neumáticos en lugar de las cadenas siempre que estén homologados. Para ello deben llevar la inscripción M + S (Mood and Snow), que indica que la cubierta ha sido especialmente diseñada para usarla sobre barro y nieve. Aunque son muy cómodas para la nieve, en caso de hielo no hay nada que sustituya a la cadena, porque la rueda no tiene nada donde agarrar y el agarre sólo se produce rompiendo ese hielo con la cadena. Esto se puede lograr también con ruedas de clavos, que en algunos países están prohibidos. Se recomiendan únicamente para países con condiciones meteorológicas extremas.

Normas de seguridad para poner y usar cadenas

Una vez elegidas las cadenas, cuando llega el momento de colocarlas y usarlas hay que tener en cuenta varias recomendaciones o medidas de seguridad:
• Intentar llevar el coche hasta un lugar seguro en el arcén para no entorpecer el tráfico. Lo mejor es aparcar el vehículo en recta y en un tramo sin pendiente.
• Ponerse el chaleco reflectante.
• Colocar los triángulos de seguridad antes de montar las cadenas.
• Poner las cadenas siempre en las ruedas que llevan la tracción.
• Si se utilizan cadenas convencionales, una vez puestas hay que retensarlas a los pocos metros. Si son autotensables no es necesario.
• No circular a más de 50 km/h en ningún caso .
• Conducir de forma muy suave y evitar siempre que se pueda cambios de marchas.
• No hacer adelantamientos peligrosos ni frenadas violentas.
• Quitar las cadenas en cuanto desaparezca la nieve para evitar daños en el vehículo por las vibraciones.
• Después de su uso, lavarlas con agua y secarlas para que no se oxiden.

Fuente : http://www.consumer.es

 

Grupo Ávolo, patrocinador del Corto “Leyenda del Lagarto”

15 noviembre, 2010

El cortometraje “Leyenda del Lagarto” comenzará a rodarse en Jaén, promocionando internacionalmente a esta ciudad y recuperando su patrimonio inmaterial.

La iniciativa se engloba en un proyecto de la productora Recreation Producciones llamado “Tierra de Leyendas” que persigue sacar a la luz la riqueza cultural de Andalucía y la provincia a parir de la elaboración de diversas piezas audiovisuales Éstas llevarán a la gran pantalla y a internet leyendas, cuentos y misterios mágicos de la provincia como “El Caballero negro”, “El minotauro de la Cerrada” o la “Tragantía” de Cazorla, entre otros.

La primera grabación de “Tierra de Leyendas” será la de la “Leyenda del Lagarto”, que con un presupuesto de 120.000 euros, pretende contribuir a la promoción turística de la ciudad, sus edificios y su historia, aportando a los visitantes nuevas razones y atractivos para visitar la ciudad, gracias a que su rodaje va a producirse íntegramente en la ciudad de Jaén, fomentando así la industria cinematográfica en esta provincia.

Este proyecto cuenta con el apoyo de gente de la cultura como el escritor Juan Eslava Galán, que avaló el guión del cortometraje felicitando a la productora por la adaptación de la Leyenda. Respecto al equipo artístico, el reparto está formado por actores reconocidos del mundo de la televisión o del cina como Antonio Dechent (Alatriste, Los Borgia, Lope, Padre Coraje,…), Leandro Rivera (Volver, Mapas, 7 Vidas, Sin tetas no hay paraíso,…) y Alberto Jo Lee (tapas, Fuera de Carta,…), que encarnarán a los protagonistas del Corto. La dirección de Casting recaerá en Santi Rodriguez y la de fotografía en Antonio Calvache, director de Jaén residente en Los Ángeles que a lo largo de su carrera profesional ha participado en largometrajes nominados a los premios Oscar, Globos de Oro o ganadores de premios Goya.

“Me ha sorprendido el texto que recogiendo lo esencial de la leyenda es capaz de presentarla de manera tan amena, instructiva e interesante, especialmente para la gente menuda. Os felicito por ello y os animo a emprender otras empresas culturales como esta a ver si rescatamos el rico folklore de nuestra tierra. Juan Eslava Galán”

Una vez finalizado el proyecto, producción, rodaje, montaje,… y esté finalmente adaptada, se cederá a distintas administraciones, se presentará en festivales de cine, se emitirá en distintas televisiones y canales interactivos. De hecho, las piezas audiovisuales tendrán si espacio en Internet en la página www.alimentalaleyenda.com y en distintos espacios de las redes sociales.

El proyecto cuenta con el apoyo de la Diputación de Jaén y el Ayuntamiento respecto a las administraciones públicas. La parte privada ha sido la que ha apoyado de una manera más significativa la iniciativa. Dentro de esta parte privada se encuentra nuestro grupo de empresas: Grupo Ávolo, con una larga trayectoria en el sector de la automoción con implantación en toda la provincia e instalaciones propias en Andújar, Jaén, Linares y Úbeda y formada por un nutrido grupo de profesionales en continua formación.

¿Se puede relacionar la Crisis y los accidentes de Tráfico?

11 octubre, 2010

Vemos en los medios de comunicación cómo la bajada de accidentes de tráfico ha experimentado un cambio bastante negativo en estos meses: han subido los accidentes de tráfico. En estos medios podemos leer que en lo que llevamos de puente ha habido más muertos en carretera que en todo el puente del año pasado.

“De los quince accidentes, ocho han sido salidas de vía, cuatro colisiones, un atropello de peatón y un vuelco en la calzada”

Siempre que hablamos de accidentes de tráfico tenemos que hablar de desgracias personales. Chicos y chicas jóvenes, familias destrozadas,… Las cifras que hemos visto pueden dejar relucir varios aspectos del por qué de estos accidentes.

Un factor clave en los accidentes de tráfico es la velocidad, una velocidad inadecuada a las características de la vía y las condiciones medioambientales es fundamental para reducir al máximo los accidentes.

Podemos relacionar la mayoría de los accidentes (salida de vía y colisiones) a la velocidad, no guardar la distancia de seguridad, malos adelantamientos, falta de visibilidad, nuestra agresividad al volante… Sí, nuestra agresividad al volante, ya que según un estudio realizado por Luis Montoro, catedrático de Seguridad Vial de  la Universidad de Valencia, para la Fundación Española para la Seguridad Vial:

“…la situación de estrés y agresividad repercute negativamente en la conducción (“conducimos como vivimos”) y que, al no haber suficientes recursos económicos, los coches están en peores condiciones técnicas.” (http://www.levante-emv.com)

Es muy sencillo y muy complicado a la vez, que si unimos nuestro mal estado de ánimo junto al mal estado de nuestro vehículo, podemos sufrir un accidente. A todos nos ha pasado que si estamos nerviosos, enfadados, hemos pasado un mal día en el trabajo,… Nuestra forma de conducir varía, se vuelve más agresiva, somos más temerarios al volante. Y lo peor, es que no somos conscientes del riego que estamos corriendo nosotros, las personas que nos acompañan y el resto de ocupantes de la vía.

Esto sin más, ya es grave, pero si además lo unimos a un descuido de las condiciones necesarias de seguridad de nuestro vehículo, nos quedamos sin calificativos.

Un vehículo es una máquina, gracias a los avances, cada vez son más seguras, pero no son capaces de conducir por nosotros, ni son seguras al 100%. Como máquina, hace lo que le ordenamos, si pisamos más el acelerador, correrá más. Si pisamos el freno ante un obstáculo el coche frenará, o no. Digo “o no” ya que si los frenos están en mal estado frenará más tarde, si el neumático está gastado, recorreremos más metros hasta detenernos, si el suelo está mojado y el neumático sin dibujo, puede que no paremos a tiempo para esquivar el obstáculo.

Esto es solamente un ejemplo de cómo la crisis puede afectar a los accidentes de tráfico. ¿Cuántas personas se pondrán al volante de un vehículo con un estado de ánimo alterado? ¿Cuántas con el vehículo en mal estado ya que evita gastar dinero en “cosas innecesarias” como es el mantenimiento de un vehículo? ¿Cuántas se pondrán al volante mezclando ambas cosas?

Desde Grupo Ávolo, un grupo de empresas dedicada a la automoción, con concesionarios oficiales de marcas de gran prestigio como Audi, Volkswagen, Seat, Skoda, Nissan,…  queremos hacer ver la importancia de un buen mantenimiento del vehículo para evitar al máximo los accidentes de tráfico. Revisar anualmente su vehículo en un taller oficial hará que su vehículo sea más seguro y que esas deficiencias sean detectadas a tiempo, evitando un mal mayor en muchos casos.

CONSEJOS PARA UN VIAJE SIN SOBRESALTOS

8 octubre, 2010

Hoy es viernes, pero no un viernes cualquiera, es un viernes vísperas de un puente. Muchos de vosotros tendréis planificado alguna escapadita para estos días que se presentan por delante. Desde Grupo Ávolo, líder en el sector de la automoción en la provincia de Jaén, queremos ofreceros unos consejos para que este viaje sea lo más placentero posible y no lo enturbie ningún problema con nuestro vehículo.

Antes de salir de viaje:

 

Es muy importante revisar el vehículo en profundidad antes de salir de viaje, ya que al ser un recorrido más largo y la mayor velocidad a la que se circula, nuestro vehículo puede sufrir mucho más si no están todos los sistemas revisados.  Debemos revisar los distintos niveles de nuestros vehículos. Debemos revisar que el nivel de aceite sea correcto, tan perjudicial es llevar un nivel mínimo como excedernos y sobrepasar los límites. Otro nivel muy importante que tenemos que revisar es el de líquido de frenos. No debemos olvidar que en caso de contratiempos, es lo que nos ayuda a detener el vehículo, y hacerlo de forma eficaz y en el menor tiempo posible es de vital importancia para nuestras vidas. No debemos olvidar de mirar el líquido refrigerante. Hace que nuestro motor elimine el exceso de calor producido por la combustión y funcione en el rango óptimo de temperatura. Los neumáticos son el único contacto que nuestro coche tiene con el asfalto. Una deficiencia en el dibujo, un mal equilibrado o alineado, un exceso o defecto en la presión puede hacer que el agarre no sea el óptimo para nuestro vehículo

Otro factor a tener en cuenta es el equipaje. Muchas veces no somos conscientes de que el equipaje influye en la conducción y puede, en ocasiones poner en peligro nuestra seguridad. Un equipaje bien ordenado en el maletero, con un peso equilibrado, y sin dejar objetos sueltos dentro del habitáculo del vehículo es lo que podríamos decir como seguro. En caso de que no entre todo en el maletero podemos optar por los baúles portaequipajes que van anclados en las barras del techo. Otra opción es un pequeño remolque en caso de necesitar mayor capacidad. En cuanto a la primera opción tenemos que quitar las barras y el baúl cuando no lo vayamos a utilizar durante un tiempo, ya que afecta a la aerodinámica del vehículo con las consecuencias que conlleva para el consumo y estabilidad.

Debemos planificar el viaje con suficiente antelación. Esto nos ayudará a evitar el nerviosismo de última hora y reducir los olvidos de equipaje. Planificar la ruta con antelación nos ayudará para planificar descansos, rutas menos congestionadas, rutas alternativas…

Ya por último, antes de salir, revisar la información del tráfico que proporciona la DGT por distintos medios (TXT, www.dgt.es, 011,…)

Una vez iniciado el viaje:

Una vez iniciado el viaje debemos mantener siempre una actitud positiva hacia la conducción, sin nervios y sin prisas. Debemos anticiparnos a las situaciones que nos podremos encontrar en la carretera. Nos ayudará para evitar frenazos y acelerones que pondrán en peligro nuestra seguridad y la de los otros usuarios de la vía. Conducir de forma sosegada y manteniendo la velocidad también nos ayudará a reducir el consumo de carburante durante el viaje.

Una correcta higiene postural nos ayudará a evitar el cansancio y la fatiga asociada a la conducción. Cada dos horas debemos parar a descansar e hidratarnos. Y cada cuatro horas debemos relevarnos al volante.

Si tenemos que parar a comer por el camino, es recomendable hacer una comida ligera y baja en grasas, esto nos ayudará para evitar la somnolencia después de la comida. Una bebida refrescante de cola o un café nos puede ayudar a mantenernos alerta.

No fije una hora de llegada: si no puede cumplirse, se pondrá nervioso, aumentará la velocidad y afectará a su forma de conducir. Puede ser peligroso.

Ya por último unas recomendaciones que nos valdrán para todos los días que tengamos que conducir, ya sea largo o corto el trayecto:

  • Guardemos siempre las distancias, nos evitará más de un susto.
  • Respetemos las señales.
  • Anticípese a las situaciones que se encontrará en la carretera.
  • Evite acelerones y frenazos innecesarios, su vehículo y su bolsillo se lo agradecerán.
  • Modere su velocidad (a más velocidad mayor consumo y mayor tiempo de frenado).
  • RECUERDE QUE LO IMPORTANTE ES DISFRUTAR DEL VIAJE Y VOLVER A CASA CON UNA GRATA EXPERIENCIA

 

¡Estamos de estrenos!

4 octubre, 2010

Grupo Ávolo está de estreno. Sí de estreno, ya que estrenamos este blog en el que poco a poco iremos desgranando diversos temas relacionados con la automoción.  Como ya sabéis, llevamos algún tiempo en las redes sociales como Facebook, Twitter, en YouTube y la nube con nuestra web Corporativa www.avolo.net.

Primero conozcamos un poco más este Grupo de empresas:

Ávolo, grupo líder en la distribución de vehículos en la provincia de Jaén que está formado  por:

Espawagen: Concesionario Oficial Audi para la provincia de Jaén, Úbeda y  Linares

Olivauto: Concesionario Oficial Škoda para la provincia de Jaén, Úbeda y  Linares

Espawagen: Concesionario Oficial Volkswagen para la provincia de Jaén, Úbeda y Linares

Savoy: Concesionario Oficial SEAT para Jaén, Andujar y Linares.

Nipón Motor: Concesionario Oficial Nissan para Jaén y Linares

Asia Motors: Concesionario Oficial Tata para la provincia de Jaén.

Ávolo Vehículos Seminuevos: Vehículos Seminuevos, Km 0 y de Dirección.

Todas ellas con una larga trayectoria en el sector de la automoción con implantación en toda la provincia e instalaciones propias en Andujar, Jaén, Linares y Úbeda y formada por un nutrido grupo de profesionales en continua formación.

Las compañías incluidas bajo la Marca Ávolo cumplen con los estándares más estrictos de calidad, encontrándose certificadas con las Normas ISO 9002 y 14001, de Calidad y Medio Ambiente, respectivamente, y comparten su vocación por la excelencia en el trato a sus clientes.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.